Abogados si no ganamos no cobramos

Muchas personas dudan a la hora de contratar un abogado por la simple razón de no contar con el dinero suficiente para cubrir esos gatos, en otros casos se dispone el dinero pero se tiene el miedo de perder el caso y junto a eso el dinero invertido.

Por eso, siempre se le remienda a las personas poder contratar los servicios de abogados que ofrezcan la posibilidad de no pagar nada y solo hacerlo cuando se haya ganado el caso, estos honorarios son conocidos como contingencia.

Siendo un porcentaje que se saca de la compensación al ganar el caso.

¿En qué casos se debe contratar a un abogado con tarifas de contingencia?

Existen muchos casos donde es conveniente contratar a abogados que posean estos honorarios, como en accidentes de carro, accidentes de trabajo, entre otros. 

Los abogados normalmente le ofrecen una consulta gratis y dependiendo de cómo sea la situación ellos pueden ofrecer este tipo de tarifas, de esta manera se podrán comprometer completamente y poseer la motivación suficiente para ganar el caso.

Gracias a contratar a abogados con esta modalidad, el cliente puede estar tranquilo a todo momento, pues verá el interés del profesional y podrá tener la certeza de salir victorioso.

¿Qué hacen los abogados para poder cobrar?

Lo primero que deben hacer para cobrar es ganar, pero para poder ganar deben reunir la información necesaria que los ayude a poder afrontar el caso de la mejor manera ante la corte.

Teniendo en cuenta que, se necesita evidencia y no toda se puede conseguir en los informes policiales. Por eso, los abogados normalmente contratan a un investigar privado, el cual suelen pagar ellos mismos o dependiendo de lo acordado con el cliente.

Los investigadores privados se encargan de conseguir más evidencias que ayuden a poder seguir con el caso y lograr el éxito.

Hay que destacar que, la firma de abogados se encarga de todos los gatos que conlleve el caso, todo con la intención de poder pelear de manera correcta y asegurar al cliente poder conseguir la compensación y finalmente cobrar el porcentaje acordado.

Por último, los abogados que no cobran si no ganan, suelen ser una salida para muchas personas que no poseen recursos suficientes, pudiendo contratar los servicios sin pagar nada de dinero en parte inicial y solo hacerlo si se gana el caso, sin embargo, si se pierde no se debe cancelar nada.