Abogados de Oficio

Un Abogado de oficio es aquella persona que ha estudiado derecho, que ha terminado sus estudios y que se encuentra inscrito al turno de oficio, el cual es administrado por el colegio de abogados, y este a su vez, es remunerado por el estado. El turno de oficio es un servicio que da un abogado a los ciudadanos que lo demanden, de forma gratuita o sin coste para el ciudadano, pero en el que el estado paga al abogado. El turno de oficio es un servicio ofrecido por el estado, para garantizar la igualdad de derecho a los más desfavorecidos económicamente.

Mucha gente cree que un abogado de oficio no cumple su función al igual que si lo hiciera un abogado privado. Y esto no es así. Debemos desmitificar esa creencia de que los abogados de oficio no cumplen con su profesión ni con las personas a las que defienden. De hecho hay muy buenos abogados de oficio que son ejemplares, y otros a los que realmente no les gusta el oficio de ser abogado. Como todas las profesiones. Usted puede pedir en cualquier momento que le cambien el abogado que se le ha asignado si no está satisfecho con su trabajo.

Para poder solicitar un abogado de oficio, se exigen unos criterios que hay que cumplir para poder solicitar los servicios de dicho abogado de oficio. Estos criterios son los siguientes:

  • · Persona no integrada en unidad familiar, no podrá superar el límite de 1062,00 Euros mensuales.
  • · Persona integrada en unidad familiar de tres miembros o menos, no podrá superar el límite de 1332,00 Euros como ingresos totales de la familia.
  • · Persona integrada en unidad familiar con cuatro o más miembros, los ingresos mensuales de dicha unidad familiar, no podrán superar los 1598,00 Euros.
  • Existen ciertas excepciones en las que no se tienen en cuenta los ingresos de la persona que solicite el abogado de oficio y serian los siguientes:
  • · Personas víctimas de violencia de género, víctimas del terrorismo y trata de seres humanos.
  • · Personas con discapacidad intelectual, o alguna enfermedad mental.
  • · Aquellas personas que a causa de algún accidente grave, puedan acreditar secuelas permanentes y que necesiten de la ayuda de otras personas en el ámbito laboral y de la vida diaria.
  • · Todas aquellas asociaciones que promuevan los derechos de las víctimas del terrorismo.

El principal problema de contratar un abogado de oficio, es que a veces están tan saturados de trabajo, que no pueden llevar todos los casos con las garantías que se les exige. Además de esto, hay que tener en cuenta que no se puede elegir el abogado que más nos guste o nos interese. En el caso de que usted necesite un abogado de oficio, le será asignado el que le designe el secretario del colegio de abogados, según el orden estipulado por dicho colegio de abogados.

Como solicitar un abogado de oficio

Para poder solicitar un abogado de oficio, debemos carecer de recursos económicos. Esto es lo fundamental y de lo que hablamos en los párrafos anteriores. Para ello deberás presentar la documentación necesaria para acreditar que careces de dichos recursos económicos. Esto se compone de extractos del banco, declaración de la renta, o cualquier documento acreditativo que certifique que está en situación económica favorable para poder solicitar un abogado de oficio.

Suponiendo que ya hayas aportado esa documentación, y que reúnes este requisito fundamental, lo siguiente que debes hacer es presentar una solicitud dirigida al colegio de abogados de la zona donde se vaya a producir el juicio, o directamente en el propio juzgado donde se vaya a producir el juicio. En esta segunda opción, el propio juzgado se encargará de hacer llegar tu solicitud al colegio de abogados para que se te asigne un abogado de oficio.

Una vez que el colegio de abogados tenga en su poder la solicitud que presentaste, este lo que hará será enviarlo a la Comisión de Asistencia Jurídica Gratuita, que es la encargada de certificar si se te concede el beneficio del abogado de oficio o no. En ocasiones, el propio colegio de abogados puede asignar un abogado de oficio en virtud de un caso excepcional, proveyendo al demandante o demandado de un abogado de oficio, hasta la obtención de respuesta de la Comisión de Asistencia Jurídica Gratuita. Esto ocurre cuando esta próxima una fecha de vencimiento de algún tipo, o en el caso de que el propio colegio de abogados estime que se vulneran los derechos de la persona que demanda los servicios de un abogado de oficio para su defensa ante un tribunal de justicia.

La comisión de asistencia gratuita tiene un plazo máximo de 30 dias para pronunciarse ante dicha solicitud. Si en ese plazo, no hubiera respuesta por parte de la Comisión de Asistencia Gratuita, se entenderá que le es concedido al solicitante el derecho a un abogado de oficio.

Esta información varía según el país, y por tanto se deberá confirmar con un abogado de su ciudad cuales son los trámites necesarios para poder obtener los servicios de un abogado de oficio.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies